Miércoles, 13 Diciembre 2017
Identificarse

Ingresar a tu cuenta

Usuario *
Contraseña *
Recordarme

El panorama de la artritis en Colombia

Esta patología crónica representa una enorme carga económica para la sociedad debido a que tanto pacientes como cuidadores pierden productividad y su tratamiento, en general, tiene un costo muy elevado.

Los pacientes con artritis reumatoide (AR) tienen dos grandes problemas: por un lado, es común que no sean diagnosticados a tiempo y por el otro, el tratamiento que se les da resulta insuficiente. Lo anterior trae consigo un importante impacto sobre la funcionalidad de quienes padecen la enfermedad, pues se trata de una patología altamente dolorosa e incapacitante en la que se presenta inflamación y limitación de las funciones en las articulaciones que deriva en una deformidad importante.

En tales estados avanzados a los pacientes de AR ya no les es posible laborar, ni valerse por sí mismos. Esto no solo representa la pérdida de productividad de quienes padecen la enfermedad, sino también de sus cuidadores que dejan de percibir salarios y frecuentemente son ignorados por un sistema de salud que no les reconoce la disminución en la calidad de vida, ni les trata la fatiga, depresión y otras condiciones psicológicas que suelen presentar.

Según datos de la Cuenta de Alto Costo, en Colombia 69 entidades han reportado 68.247 casos de artritis reumatoide. De estos, el 79 por ciento de los pacientes pertenecen al régimen contributivo, el 16 por ciento al subsidiado y el 5 por ciento al régimen de excepción. Aunque todos reciben atención, la mayoría de pacientes no tiene acceso a un tratamiento multidisciplinario que debe incluir, además de la guía del reumatólogo, el acompañamiento de ortopedia, fisioterapia, psicología, enfermería, terapia física y ocupacional, nutricionista y demás profesionales involucrados.

Una de las consecuencias de no tratar al paciente de manera integral es que las comorbilidades tradicionales se incrementan con la enfermedad. Según los datos de Cuenta de Alto Costo, el 22.6 por ciento de pacientes con AR en el país presentan hipertensión arterial y el 40 por ciento sobrepeso u obesidad.

Esta patología impacta con especial preferencia a las mujeres. Solo en Colombia, ellas representan al 85 por ciento de los pacientes afectados por esta enfermedad que es más prevalente en Bogotá y los departamentos del Eje Cafetero. Otro dato interesante de la Cuenta de Alto Costo es que entre los 32 y 45 años son las edades más frecuente de diagnóstico, aunque la mayoría de los casos son pacientes entre los 59 y 69 años.

La artritis reumatoide es una enfermedad costosa. Según un estudio realizado por Caballero en 2004, y citado por el informe sobre la situación de la artritis reumatoide de la Cuenta de Alto Costo, el valor mensual de la terapia biológica  en promedio oscila entre 2 y 3 millones de pesos, mientras que los llamados medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (DMARD) sintéticos pueden costar unos 300 mil pesos mensuales.

No se tiene claridad sobre el origen de la artritis reumatoide, sin embargo sí se han podido identificar algunos factores importantes que podrían contribuir con la aparición de la enfermedad. Además de un riesgo genético, están exposición al tabaco, al alcohol, a algunas infecciones y la obesidad.

Tomado de Semana