Domingo, 20 Agosto 2017
Identificarse

Ingresar a tu cuenta

Usuario *
Contraseña *
Recordarme

Garantizar ambientes amables para las madres lactantes es el propósito de la apertura de la primera sala de lactancia materna inaugurada en la mañana de este miércoles en el hospital de la ESE Carmen Emilia Ospina ubicado en Canaima.

El espacio ofrece a la madre privacidad, comodidad e higiene al momento de amamantar a su bebé, al mismo tiempo que garantiza el derecho fundamental de las niñas y niños a  una nutrición adecuada y un desarrollo integral, teniendo en cuenta la lactancia materna como principal alimento y nutriente del niño desde que nace hasta los seis meses de vida y complementario hasta los dos años o más.

El acto inaugural estuvo presidido por la doctora Erika Paola Losada Cardoza, gerente de la ESE, con el acompañamiento de funcionarios delegados de la secretaría de salud municipal, Hospital Universitario Hernando Moncaleano Perdomo, madres comunitarias de las comunas 6, 8 y 9; madres lactantes usuarias y funcionarios de la institución.

Para Losada Cardoza la apertura de la sala de lactancia se realizó buscando involucrar acciones que protejan la lactancia en todos los entornos donde se encuentren las madres, ya sean usuarias o funcionarias y garanticen al infante su sano desarrollo, acerquen y creen vínculos afectivos entre madre y el niño.

Por su parte Astrid Magaly Peña, coordinadora de la Institución Amiga de la Mujer y la Infancia (IAMI) de la ESE, aseguró que el nuevo espacio entregado a la comunidad hace parte de los estándares que se deben cumplir por temas de calidad, en donde se establece que las instituciones de salud tienen la finalidad de convertirse en amigas de las madres gestantes y garantizar espacios propicios para la lactancia.

“Es importante resaltar que el espacio estará disponible las 24 horas del día todos los días de la semana, ofreciendo a la madre un sitio limpio y adecuado en un ambiente tranquilo para que pueda alimentar a su hijo mientras visita la institución buscando acceder a los servicios de salud”, puntualizó.

La meta es lograr la adecuación de salas de lactancia en los diferentes centros de salud de la entidad, asegurando el fomento de la lactancia como principal nutriente durante los primeros meses de vida del infante.

Amamantar trae beneficios físicos y emocionales únicos para la madre y el bebé.

Amamantar a un hijo es llenarlo de fortalezas en su cuerpo y en su corazón para enfrentar la vida. Mientras toma un alimento que no tiene comparación, recibe el amor y la protección necesarios para sentirse seguro en el mundo. Fortalece el vínculo entre madre e hijo y le permite a esta una mejor y más saludable recuperación después del parto.

La leche materna es un alimento único. Contiene todos los nutrientes que necesita un bebé en las cantidades justas. Tiene proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales, ácidos grasos, aminoácidos, hormonas y los anticuerpos que ayudan a evitar que el bebé se enferme. 

“La leche materna es el primer alimento natural de los niños, proporciona la energía y los nutrientes que se requieren durante sus primeros meses de vida y sigue aportándoles al menos la mitad de sus necesidades nutricionales durante la segunda mitad del primer año y hasta un tercio durante el segundo año de vida”, precisa la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un bebé amamantado es menos propenso a sufrir alergias, infecciones de oído, gases, diarrea y estreñimiento, enfermedades de la piel, infecciones estomacales o intestinales, enfermedades respiratorias como neumonía y bronquitis. Y puede tener menor riesgo de padecer diabetes, obesidad o problemas de peso, caries y síndrome de muerte súbita del lactante.

La OMS afirma que “la lactancia materna reduce la mortalidad infantil y tiene beneficios sanitarios que llegan hasta la edad adulta”. Adicional a estos beneficios para la salud, al sostener al bebé en brazos y contra su cuerpo, “la madre le ofrece una sensación de continuidad de una vida antes y después del nacimiento. Al verla a los ojos, su bebé comprende que es amado y protegido y que usted está allí para proveer sus necesidades a medida que se adapta a este nuevo mundo”, sostiene, mientras tanto, la Asociación Americana de Pediatría (AAP). 

La lactancia es una manifestación clara de la perfección con la que está creado el cuerpo humano. Si por un lado alimenta al niño, también genera las hormonas necesarias para que desde el mismo cuerpo se fomente el lazo entre madre e hijo.
Los pediatras estadounidenses explican que, al lactar, el cuerpo femenino también libera hormonas que promueven sus comportamientos maternos y con ello se establece un vínculo emocional.

Además, permite la recuperación del cuerpo de la mujer después de todos los cambios que se vivieron en 9 meses y del esfuerzo del parto. La succión por parte del bebé estimula la generación de hormonas que contraen el útero y ayuda a eliminar los restos de sangre y de placenta que quedan tras el parto.

Otros beneficios de lactar

La lactancia también ayuda a bajar de peso más rápidamente y reduce los riesgos de sufrir enfermedades como osteoporosis, cáncer de seno y de útero, enfermedades del corazón y obesidad.

Y lo mejor de todo es que estos beneficios no cuestan ni un peso, son totalmente gratis y recibirlos no exige ningún esfuerzo adicional. Lactar también es bueno para el bolsillo y reduce labores domésticas como lavar biberones o preparar leches de fórmula. La leche materna va con la madre a todas partes y no requiere un equipo adicional ni para cargarse ni para suministrarse.

Tomado de El Tiempo

Si en este periodo de tiempo el 50% de estos fueran amamantados exclusivamente por sus madres, por año se salvaría la vida de 823.000 niños y 20.000 mujeres.

La lactancia además podría evitar hasta 20.000 casos de muertes anuales por cáncer de mama.

Si se lograse que el 50% de los recién nacidos se nutriesen exclusivamente hasta los seis meses de leche materna, se podría salvar la vida de 823.000 niños y de 20.000 mujeres por año, según conclusiones incluidas en un estudio efectuado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), Unicef y la ONG Global Breastfeeding Collective, que se presentó este lunes al dar comienzo a la semana mundial sobre lactancia materna.

El informe reconoce que ningún país en el mundo cumple con los estándares recomendados por la OMS y Unicef sobre lactancia materna, y que solo algunos lo hacen de forma parcial.

La principal recomendación es que los recién nacidos se alimenten exclusivamente de leche materna hasta los seis meses ya que, de 194 naciones estudiadas, sólo 23 tienen tasas de lactancia exclusivas de más de un 60%. Además, reveló el estudio, sólo el 40% de los niños de 24 semanas amamantan de forma exclusiva.

En 2012 se estableció el objetivo de que, antes de 2025, el 50 % de los niños de menos de seis meses deben ser alimentados exclusivamente con la leche de su madre. Para ello, es necesaria una inversión de 4,70 dólares por recién nacido, de acuerdo con el informe, que aseguró que, si el objetivo se lograse, se podría salvar la vida de miles de niños y mujeres alrededor del mundo. 

Adicionalmente, se podría ahorrar hasta 300.000 millones de dólares gracias a la reducción del gasto sanitario, porque el nivel de enfermedades caería y crecería la productividad.

En una teleconferencia, la directora ejecutiva de la ONG 1000 días, Lucy Sullivan, quien participó en el informe, explicó que "la lactancia materna es una de las inversiones más efectivas que existen. Incrementa la salud de las madres y de los niños de forma clara, por lo que se reduce drásticamente el gasto sanitario porque crecen niños sanos que contribuirán al desarrollo del país". 

"Hay cientos de estudios que demuestran y confirman la causalidad directa entre la lactancia materna y la salud de madres y niños", afirmó a su vez el experto en Nutrición, Salud y Desarrollo de la OMS, Laurence Grummer-Strawn.

Así, el estudio indica que la lactancia podría evitar hasta 20.000 casos de muertes por cáncer de mama. Además, recuerda que la lactancia materna está relacionada con un aumento de entre 3 y 4 puntos en el coeficiente intelectual y que reduce el riesgo de contraer enfermedades no transmisibles, además de rebajar el riesgo de obesidad.

Específicamente, el estudio subraya que casi la mitad de los casos de diarrea y un tercio de las infecciones respiratorias serían evitadas si aumentaran los índices de lactancia en los países de bajos y medios ingresos, teniendo en cuenta que ambas enfermedades son las dos principales causas de muerte entre los menores de cinco años.

No obstante, millones de mujeres en el mundo no amamantan porque son influenciadas por la publicidad que hacen las empresas alimentarias de sus productos de leche de substitución. La asesora sénior para Nutrición de Niños y Jóvenes en Unicef, France Begin, explicó sobre esto que "millones de mujeres en el mundo son engañadas por los productos de leche de sustitución, llamados fórmula". 

Es por ello que el informe insta a los países a aplicar el Código de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, que la Asamblea Mundial de la Salud adoptó en 1981 y que, hasta la fecha, solo implementan efectivamente 39 de los 194 países miembros.

Este, manifiestan los expertos, aboga por dar prioridad a la prevención de la malnutrición en los lactantes y en los niños de corta edad mediante el apoyo y la promoción de la lactancia natural, medidas legislativas y sociales que faciliten a las trabajadoras la lactancia natural, y la regulación de la promoción indebida de la venta de alimentos infantiles que puedan utilizarse en lugar de la leche materna.

El informe también llama a las naciones a que apliquen la recomendación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y otorguen licencias de maternidad de 18 semanas con 100% del salario a todas las mujeres para promover la lactancia materna. Adicionalmente, insta a las empresas a crear espacios para que las mujeres que lo deseen puedan extraerse la leche que posteriormente darán a sus hijos al reencontrase con ellos al terminar la jornada laboral. 

 

Tomado de El Espectador

La ESE Carmen Emilia Ospina informa que el evento de inauguración de la sala de lactancia materna planeado para el día de mañana martes 1 de agosto de 2017, por temas administrativos se pospone para la próximo semana.

La nueva fecha establecida es el 9 de agosto a partir de las 9:00 am. La apertura de esta importante obra beneficiará a madres lactantes usuarias y funcionarias de la entidad.