Lunes, 21 Mayo 2018
Identificarse

Ingresar a tu cuenta

Usuario *
Contraseña *
Recordarme

¿Por qué nos da miedo donar sangre?

El 70% de quienes pueden donar sangre en Colombia no lo hacen, generalmente por fobia y ansiedad. Estos son los seis temores más frecuentes.

Según el Instituto Nacional de Salud, se realizan al año más de 307.489 transfusiones de sangre. El año pasado la Cruz Roja Colombiana hizo pública la alarma por el déficit de sangre en el país, pues las donaciones de sangre se redujeron en un 40%.

En nuestro país se usan en promedio un millón y medio de componentes sanguíneos para atender a pacientes con cáncer, leucemia, mujeres embarazadas, adultos mayores y personas que sufren accidentes, por esto algunos institutos promueven la donación voluntaria. El 70% de las personas que pueden donar sangre no lo hacen por temor o ansiedad.  

El Dr. Manish Gandhi, director médico del Centro de Mayo Clinic para Donación de Sangre, explica las seis fobias más comunes a la hora de donar sangre:

  1. Miedo a las agujas:estas no son arpones como muchos lo creemos. De hecho, el dolor no es diferente al de una vacuna contra la influencia. Con una donación puedes salvas a tres personas.
  1. Miedo de ver sangre: no necesariamente tienes que verla, la mayoría de los centros para donación tienen televisores, así que esta es una excelente distracción.
  1. Miedo a desmayarte: antes de hacer la donación estos centros toman medidas para evitar desmayos. Si te has desmayado alguna vez, no significa que te vuelva a ocurrir.
  1. Miedo a las náuseas: comer un desayuno sano y mantenerte hidratado antes de ir a donar sangre, es el truco. Evita las grasas, como las hamburguesas, papas fritas y batidos de leche, porque pueden cambiar la apariencia del plasma.
  1. Miedo a que te acosen para que vuelvas a donar: los bancos de sangre suelen respetar la privacidad de los donantes y la frecuencia con la que desean hacerlo.
  1. Miedo a que la donación desencadene un problema médico: se realizan detecciones en los posibles donantes para garantizar que se encuentren lo suficientemente sanos para donar.  

Después de la donación se solicita a los donantes que permanezcan de 15 a 30 minutos en la sala para comer y beber algo. Debes evitar realizar ejercicio arduo o levantar peso durante las 6 primeras horas. Para compensar la ausencia de sangre debida al período de tiempo, entre una y otra donación, Mayo Clinic inició la campaña llamada "Done una vez más". Mayodescubrió que aproximadamente 45 % de los donantes lo hace entre una y dos veces al año, pero si donaras una vez más, compensarías en un 10 % la sangre perdida.

Con información de: elespectador.com